PROYECTO – “UNA VIDA MÁS SIMPLE”

En los últimos meses, en diferentes ocasiones le he comentado a Jonathan (mi compañero de vida) que quiero una vida más simple, lejos del bullicio, lejos de la ciudad (tampoco es que viva en una enorme y ruidosa ciudad), pienso en eso y la imagen llega a mi cabeza, con un intro de musiquita de programa de televisión noventero y lo veo: una casa de una planta, pequeña, con muchas ventanas, mucha luz natural, muebles esenciales y acogedores, rodeada de muchos árboles, con un pequeño huerto, unas tantas mascotas y mecedoras; es demasiado clara y específica la imagen en mi mente, más de lo que yo la pudiera llegar a describir. Durante estos meses lo he visto más bien como algo a futuro o para el retiro, para cuando Jonathan y yo seamos mayores, las niñas ya sean independientes y nosotros queramos tener una vida tranquila.

Cuando me siento sobrecargada de estrés o las cosas no van tan bien como quisiera, solo puedo pensar: “deseo una vida más simple, deseo una vida más simple, deseo una vida más simple”, sin embargo; esto va más allá de un pensamiento de escape en el cuál me refugio cuando las cosas no me salen bien, hay algo, una necesidad que me está llevando a buscar esa razón, ese porqué y qué creen? El domingo 07 de julio ya entrada la noche me tope con unos chicos que se autodenominan Los Minimalistas (en inglés The Minimalists) tienen un documental en Netflix y Wow! fue como si supieran lo que yo estaba buscando y lo que necesitaba leer, no puedo decir que es exactamente tal cual la idea de vida que tengo, sin embargo, fue de muchísima ayuda para replantear y aterrizar esa vocecilla interna que me esta llamando para encontrar esa vida más simple. El enfoque de ellos como el nombre lo dice, es una vida minimalista, para ellos, el mundo, la cultura, creencias y la vida nos lleva a enfocamos en tener más y más, el mejor carro, una casa mas grande, ropa de marca, zapatos y mas zapatos (mi caso), nos mantenemos ocupados en querer ser mejores y tener más y nos olvidamos de vivir. No quiero extenderme demasiado explicando de qué trata su enfoque, así que si les interesa saber más sobre estos chicos ingresen aquí The Minimalists y encuentran su documental en Netflix bajo ese mismo nombre. Definitivamente es inspirador.

Tome la decisión de tomarme un año para adaptar y procesar este proyecto de vida, el cual denomine “Una vida más simple”, lógicamente lo comente con Jonathan y obviamente tenemos ideas diferentes al respecto, pero Dios no se equivoca y me mando un marido idóneo que siempre apoya mis proyectos, no voy a involucrar aún a mi familia, voy a comenzar por mi, haciendo pequeños retos diarios y cambios en mi vida y hábitos poco a poco y un día a la vez, no estoy segura de hacia dónde voy aún y de hecho no tengo clara todavía mi meta, lo único que sé es que vale la pena intentarlo, porque si de algo estoy segura es que quiero una vida más simple, tengo un buen presentimiento acerca de esto y creo que es parte de mi propósito de vida. Pienso 🤔 que será lindo documentarlo, si funciona sería increíble poder inspirar a alguien, si me quedo en el camino tendré la base para retomarlo, renovarlo y ajustarlo y si no funciona siempre conservare la satisfacción de haberlo intentado.

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta”. Romanos 12:2 NVI